fbpx

Blog

Desarrolla la motivación en tu hijo: cómo lograrlo

Para que tu hijo tenga un sano desarrollo, a nivel cognitivo, mental y emocional, es importante que le ayudes a estar motivado en todo momento. Desarrolla la motivación en tu hijo con los consejos que te presentamos en este artículo.

Son tres consejos prácticos que puedes implementar en el hogar y en toda ocasión, frente a cualquier reto que afronte tu hijo.

Lee hasta el final.

Felicítalo por su esfuerzo

Por lo general nos enfocamos en los resultados, es decir, felicitamos a nuestros hijos porque obtienen una buena calificación, porque terminan un proyecto, porque tienen algún logro.

¿Eso está mal?

¡No!

Está muy bien que los felicitemos por sus logros, pero es necesario también felicitarlos por el esfuerzo. Que ellos puedan relacionar la sensación de éxito con todo el proceso que cumplieron para obtener el resultado por el cual se sienten satisfechos.

De hecho, incluso cuando no obtienen el resultado esperado, asegúrate de felicitarlos por el esfuerzo, por haber sido constante e intentarlo.

Felicitarlos por el esfuerzo permite reconocerles la capacidad que les permitió embarcarse en el proyecto que completaron, y esto les motiva a seguir intentando.

De hecho, pregúntale qué hizo para lograr lo que completó, cómo fue el proceso, qué recursos tomó, si solicitó ayuda, si lo hizo solo o en equipo.

Interésate en todo el proceso, de manera que tus hijos puedan entender la importancia de ello y disfrutar cada experiencia.

De la misma manera debes hacer si no le fue bien, y oriéntale para que descubra otras formas de hacerlo la próxima vez, así estará motivado a continuar con su objetivo, y desarrollará la habilidad de ver desde distintos ángulos cada reto.

Promueve en él/ella una mentalidad de crecimiento

Se puede decir que uno de los males que afronta la sociedad hoy en día es el cortoplacismo. Muchos discursos de ventas prometen resultados de inmediato si consumes un producto o servicio.

¿Por qué lo mencionamos?

Porque es necesario combatir esto desde el hogar, que nuestros hijos no sean víctimas del cortoplacismo, y para ello debemos motivarlos a que se enfoquen en el crecimiento.

Nos referimos a que cada experiencia sea vista como una oportunidad para crecer, para aprender, para mejorar el enfoque y las acciones.

En este sentido, si nuestros niños intentan un proyecto, pero no logran los resultados deseados, ayúdales a ser constantes y continuar intentándolo.

Decirles que no sigan, o distraerlos con otros proyectos sería un error, porque no serían constante con retos mayores en la vida.

Te recomendamos que, para promover una mentalidad de crecimiento, al identificar emociones y sentimientos de frustración, converses con ellos y les ayudes a encontrar formas de mejorar el desempeño, les orientes sobre los pasos para continuar avanzando y creciendo.

Cuando les ayudas a enfocarse en la próxima vez, les estás ayudando también a desarrollar una mentalidad de crecimiento y estar motivados siempre a retomar los retos.

Ayúdales a entender que con práctica siempre se puede mejorar, que tengan una mentalidad flexible.

Sácalo de su zona de confort

La zona de confort es uno de esos terrenos de los que definitivamente debemos sacar a nuestros hijos.

En esa zona pierden la motivación, pierden de vista sus sueños, sus objetivos, sus ganas de explorar el mundo y de alimentar la curiosidad.

Es posible que se refugien en esa zona cuando tienen resultados negativos, tanto en la escuela como fuera de ella.

Incentivar a nuestros hijos a intentar cosas novedosas, a tomar riesgos, a planificar para una próxima vez, les ayuda a estar motivados, y a descubrir en ellos mismos destrezas, habilidades, pasiones y fortalezas.

Es necesario resaltarles que las experiencias que vamos teniendo hacen que las próximas veces sea más fácil lograr un objetivo.

Ten en cuenta estos tres consejos para ayudar a tu hijo a desarrollar su motivación, son consejos prácticos que puedes poner en práctica en tu día a día.

Ayúdales también siendo un ejemplo para ellos, que puedan percibir tu propia motivación y tu constancia en tus propios proyectos. En el Buckingham velamos siempre por el bienestar emocional de nuestros alumnos, y les ayudamos a estar motivados. Así que somos el aliado perfecto para el desarrollo y la formación de tus hijos.