fbpx

Blog

Cómo ayudar a tus hijos a ser responsables con sus tareas

La responsabilidad es uno de los valores imprescindible para el éxito, y es importante que ayudemos a nuestros hijos a desarrollarla desde que son pequeños. Por eso queremos compartirte algunos consejos que te permitirán saber cómo ayudar a tus hijos a ser responsables con sus tareas.

Estos consejos son ideales para ayudarles a desarrollar la responsabilidad con relación a las tareas en el hogar y a las tareas académicas.

Te invitamos a leer hasta el final, y si lo deseas puedes compartir en los comentarios algún otro consejo que creas conveniente compartir con la comunidad de lectores del Buckingham School.

#1: Enséñales con el ejemplo

Tu ejemplo será siempre el mejor recurso de enseñanza, tus hijos aprenden más observando lo que haces que escuchando lo que les quieres enseñar.

Entonces, para ayudar a tus hijos a ser responsables con sus tareas dales el ejemplo, cumple con tus propias actividades y comparte con ellos tus avances en cada una de ellas.

Puedes hablarles sobre tus propias responsabilidades y cuál es la importancia de ellas, para puntualizar así tu ejemplo y destacar las lecciones que quieres enseñarles.

#2: Explícales los pros y contras

Si quieres que tus hijos desarrollen interés hacia la responsabilidad con sus tareas, evita imponerles las tareas u ordenarles que las cumplan, lo mejor es ayudarles a entender por qué necesitan ser responsables.

En el consejo anterior te sugerimos que les enseñes con el ejemplo, esto no significa que las palabras no sean eficaces, sino que deben complementarse.

Explícales los beneficios de cumplir sus tareas, los pros más inmediatos, así como los beneficios a mediano y largo plazo, y expón también cuáles son los contras o consecuencias de no cumplir las tareas, de esa manera desarrollarán también la capacidad de tener criterio y elegir.

#3: Evita hacer sus tareas

Aunque en ocasiones tendrás la tentación de hacer sus tareas, bien sean responsabilidades en el hogar o incluso académicas, lo mejor es que evites hacerlo.

Es cierto que a veces puede ser más rápido, cómodo y fácil para ti, pero estarás sacrificando ocasiones ideales para que tus hijos refuercen el valor de ser responsables.

Deja que ellos experimenten las consecuencias de no ser responsables y disfruten los beneficios de serlo, de esa forma podrán ir haciéndose conscientes, mediante la experiencia de qué es lo que más les conviene.

De manera que, hasta ahora estos tres consejos abordan tres aspectos importantes para el aprendizaje: ejemplo, lecciones y experiencia.

#4: Elógialos cuando son responsables

Es importante que los motives a ser responsables mediante el refuerzo y los elogios, no dejes pasar por alto esos momentos en los que cumplen con sus tareas, felicítalos y puntualiza la importancia de haber completado las actividades asignadas.

De esa manera se sentirán motivados a continuar con ese tipo de conductas, y poco a poco sentirán más placer y alegría con cada logro completado.

#5: Fomenta la participación en tareas en la casa

Desde que son pequeños los niños deben involucrarse en las tareas en el hogar, asígnales actividades que pueden cumplir según la edad que tienen, y ve incrementando las dimensiones de las tareas a medida que van creciendo y desarrollan más habilidades.

Puedes comenzar con pequeñas tareas como poner servilletas en la mesa o recoger sus juguetes después de jugar.

Ten en cuenta que las tareas deben tener una dificultad progresiva, que vayan adecuándose a la edad y capacidad.

Con estos consejos podrás ir formando en tus hijos el hábito de ser responsables con sus tareas y cumplir sus obligaciones, así que ponlos en práctica.