8 Habilidades Básicas que Tienen los Niños Exitosos

8 Habilidades Básicas que Tienen los Niños Exitosos

 niños exitosos.jpg

Podríamos describir a un niño exitoso como aquel que estudia, es de los mejores en su clase y siempre saca excelentes notas, es muy bueno en la práctica de algún deporte, toma clases avanzadas de música, pintura o artes marciales, en fin, es el sueño de muchos padres hecho realidad.

Esta es la visión que podríamos tener sobre el éxito, solo basada en mediciones externas como notas, goles anotados o presentaciones artísticas. Aunque todo esto es correcto también deberíamos fijarnos en las habilidades internas que los niños y adolescentes deben aprender para tener éxito en forma saludable y productiva, no solo en su niñez y adolescencia sino en el futuro como adultos. 

Marilyn Price-Mitchell, PhD, psicóloga, fundadora de Roots of Action y autora de  Tomorrow’s Change Makers: Reclaiming the Power of Citizenship for a New Generation (Los Creadores de Cambio del Mañana: Reclamando el Poder de la Ciudadanía para una Nueva Generación) ha desarrollado “La Ventaja de la Brújula”. Es una herramienta para comprender por qué los niños exitosos necesitan ocho habilidades interconectadas y cómo esas habilidades se nutren en diferentes contextos, como el hogar, la escuela, los deportes, los pasatiempos y las actividades extracurriculares. También es un llamado a ayudar en la educación de los niños quienes merecen vivir una vida plena y significativa más allá de las mediciones externas de éxito. 

De acuerdo con Price-Mitchell, estas son las 8 habilidades básicas que debemos trabajar para criar hijos exitosos: 

  1. Curiosidad, el corazón del aprendizaje permanente.

La curiosidad es el deseo de buscar y adquirir nuevos conocimientos, habilidades y formas de entender el mundo. Es el corazón de lo que motiva a los niños exitosos a aprender y lo que los mantiene aprendiendo a lo largo de sus vidas. La curiosidad facilita el compromiso, el pensamiento crítico y el razonamiento.

Podemos motivarlos a hacerse preguntas y buscar respuestas sobre temas que les interesen. Cuando los ayudamos a reconocer el fracaso como una oportunidad de exploración, fomentamos la experimentación y los nuevos descubrimientos. Cuando les mostramos cómo las partes se conectan e influyen en toda la sociedad, ellos descubren que la curiosidad mejora las relaciones interpersonales, promueve la innovación y el cambio social. 

  1. Sociabilidad: el núcleo del aprendizaje social y del bienestar.

La sociabilidad es la habilidad alegre y cooperativa para relacionarse con los demás. Se deriva de una serie de habilidades socioemocionales que ayudan a los niños exitosos a comprender y expresar sus sentimientos y comportamientos de manera que facilitan las relaciones positivas, incluida la escucha activa, la autorregulación y la comunicación efectiva.

Ayudamos a los niños a ser sociables cuando los ayudamos a comprender que las palabras que eligen marcan una diferencia en las relaciones que crean; cuando les enseñamos que cada interacción social está ligada a una reacción emocional; cuando los ayudamos a evitar el comportamiento impulsivo y a pensar en situaciones difíciles antes de actuar. La sociabilidad también contribuye a desarrollar su capacidad de trabajo en equipo.

  1. Resiliencia: la capacidad de crecer desde la adversidad.

La resiliencia es la capacidad de superar los desafíos para mantener o promover el bienestar. Incorpora atributos como aguante, persistencia, iniciativa y determinación.

Desarrollamos su resiliencia cuando los ayudamos a llegar a los bordes de sus zonas de confort intelectual, emocional, social y físico. Cuando los apoyamos a correr pequeños riesgos, ellos superarán desafíos y crecerán desde el fracaso. Así aprenden a recuperarse más fácilmente de los altibajos de la vida. 

  1. Autoconciencia: la fuente del significado y el propósito.

La autoconciencia es la capacidad de examinar y comprender quiénes somos en relación con el mundo que nos rodea. La desarrollamos a través de habilidades como la autorreflexión, la creación de significado y el proceso de perfeccionamiento de valores y creencias fundamentales. Autoconciencia es la capacidad que tienen los niños exitosos de verse a sí mismos como únicos y diferentes.

Estimulamos la autoconciencia de los niños cuando los involucramos en conversaciones reflexivas sobre valores, creencias, actitudes y dilemas morales. Cuando los alentamos a que comprendan y presten atención a su identidad intelectual, emocional, social y física, les reconocemos su valor y todo su potencial humano.

  1. Integridad: la base de la armonía social y la acción.

La integridad es la capacidad de actuar de manera coherente con los valores, las creencias y los principios morales que afirmamos tener. Se trata de tener honestidad y respeto en las interacciones diarias de uno: hacer lo correcto, incluso cuando nadie está mirando.

Formamos la integridad de un niño tratándolo con respeto y dignidad, y escuchando sus sentimientos e inquietudes sin juzgarlo. Cuando alabamos a los niños por demostrar sus valores, creencias y principios a través de acciones, les recordamos su valor como seres humanos éticos.

  1. Recursividad: el poder de dar forma al futuro.

Ser recursivo es la capacidad que poseen los niños exitosos para encontrar y utilizar los recursos disponibles para alcanzar sus metas, resolver problemas y guiar su futuro. Se basa en habilidades como planificación, establecimiento de metas, pensamiento estratégico y organización. 

Animamos a los niños a ser recursivos cuando establecemos altas expectativas y los apoyamos para lograr sus objetivos. Cuando les enseñamos a ser pensadores estratégicos y a solucionar sus problemas, aprenden a vivir sin reglas rígidas o ideas preconcebidas. 

  1. Creatividad: el epicentro de la exploración y el descubrimiento.

La creatividad es la capacidad de generar y comunicar ideas originales y apreciar la belleza. Fomenta la imaginación, la innovación y el sentido de la estética. 

Inspiramos creatividad cuando alentamos a los niños a expresarse a través de la escritura, la poesía, la actuación, la fotografía, el arte, los medios digitales, los juegos no estructurados, etc. Cuando los elogiamos por pensar de manera innovadora y por tomar riesgos, su imaginación florece.

  1. Empatía: la raíz del interés y el compromiso ciudadano.

La empatía es la capacidad de reconocer, sentir y responder a las necesidades y el sufrimiento de los demás. Facilita la expresión de interés, compasión y amabilidad. Busca formar ciudadanos comprometidos con un mundo justo y sostenible para todos. 

Influimos en la capacidad de los niños exitosos para interesarse por los demás, creando relaciones significativas con ellos, asegurándoles que los apreciamos, los consideramos y los entendemos independientemente de cómo les vaya en el colegio. Cuando los exponemos a diferentes visiones del mundo, los involucramos en proyectos de servicio a la comunidad y les mostramos cómo tratar a otras personas con amabilidad, desarrollamos niveles más altos de empatía y compasión.

Estas 8 recomendaciones de Marilyn Price-Mitchell, PhD nos ayudarán a formar niños ávidos de aprender, sociables, con capacidad para sobreponerse a las adversidades, conscientes de sí mismos, íntegros, recursivos, creativos y empáticos, lo que los convertirá en adultos felices y comprometidos. Concluye Price-Mitchell con la afirmación que los niños no solo se convierten en aprendices de por vida, sino también en personas autosuficientes y dueñas de sus propias vidas.

Otros artículos relacionados: Enseñe a su hijo el Valor de la Empatía, La Curiosidad Estimula el Aprendizaje y 7 Consejos para Estimular la Creatividad de sus Hijos.

Fuentes:  

https://www.rootsofaction.com/successful-kids/

https://www.edutopia.org/blog/8-pathways-every-students-success-marilyn-price-mitchell

Foto: https://pixabay.com/en/learn-school-nursery-school-board-2706897/

Artículos Relacionados

Cómo Inspirar a los Niños a Hacer lo Correcto                 Cómo Enseñar a su Hijo a enfrentar los Problemas

Cómo Inspirar a los Niños a Hacer lo Correcto .jpg           Cómo Enseñar a su Hijo a Enfrentar los Problemas .fw.png

Si te gusto este contenido compártelo.

RSS
Facebook
Twitter
LinkedIn
Instagram

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Desplazarse hacia arriba
es_COES
en_USEN es_COES